Cómo puedo eliminar la celulitis rápido

Muchas mujeres tienden a sufrir por tener piel de naranja o celulitis, en piernas, abdomen y glúteos, lo que las hace sentir incómodas. Si es tu caso, no te preocupes, pues a continuación podrás descubrir algunos consejos ideales para poder erradicar de tu piel la celulitis y comenzar a disfrutar de una piel rejuvenecida y lisa.

eliminar celulitis rápido

La Celulitis

Antes de iniciar con los consejos, es importante que conozcas cuáles son las causas por las que aparece la piel de naranja en mujeres. Porque sí, así como lo lees, solo las mujeres sufren de este tipo de padecimiento que no es más que el depósito de líquido. En otras palabras, son nódulos adiposos, es decir, grasa que se concentra en lugares muy específicos y deja esa apariencia ahuecada en la dermis, muy similar a la piel de una naranja, por eso el nombre.

Y aunque la celulitis solo ataca la epidermis de las mujeres, no es tarea muy sencilla poder eliminarla, lo que genera gran incomodidad, pero como anteriormente pudiste leer, la intención de este artículo es darte a conocer algunas técnicas fáciles de usar para que puedas erradicar de una vez la piel de naranja. Eso sí: debes poner mucho empeño de tu parte para poder lograrlo.

Este tipo de padecimiento no es solo cuestión de mujeres con sobrepeso, para nada, incluso las mujeres delgadas pueden padecerlo, y es que basta con indagar un poco en la farándula y seguro descubrirás a más de una famosa artista, cantante, influencer e incluso modelo que sufre de celulitis, sobre todo en las piernas.

Cómo eliminar la llamada piel de naranja

Si eras de esas mujeres que tiene celulitis, o conoces a alguien que lo padezca y sufre por no poder usar pantalones cortos o trajes de baño, entonces no sigas sufriendo, ni dejes que tu amiga lo haga, sigue leyendo y conoce algunos consejos para que puedas erradicarlas.

Existen muchos tipos de tratamientos para eliminar la piel de naranja, desde los más naturales que incluyen jugos, zumos o una alimentación más equilibrada; los químicos, como pastillas que prometen eliminar el tejido adiposo de tu piel; y también las rutinas de ejercicios. Conoce alguno de los mejores procedimientos, encuentra el que mejor se adapte a ti y comienza a practicarlo.

El limón como aliado matutino

Uno de los rituales más famosos y utilizados por las mujeres es el agua tibia con limón, una infusión que se debe tomar al despertar cada mañana, en ayunas, y se hace simplemente exprimiendo el zumo de un limón en una taza con agua tibia. Además de ayudar a la eliminación de la celulitis, es ideal para el buen funcionamiento del organismo por ser el limón un muy buen antioxidante para el cuerpo.

Hacer ejercicios diarios

Aparte de que el ejercicio puede ayudar no solo a ejercitar el cuerpo, sino la mente, haciendo una rutina con constancia y perseverancia, seguro podrás eliminar la celulitis. Seguro te preguntarás cómo eso sucede, pues es muy fácil: al ejercitarte comienzas a movilizar el cuerpo y este a su vez a los órganos, incluyendo la piel, y es por ese movimiento que los tejidos comienzan a moverse e irrigarse adecuadamente.

Crea una rutina diaria, la recomendación es hacerlo en la mañana, antes de salir al trabajo, al colegio o antes de iniciar las actividades de casa, sal a caminar, trotar o correr al menos unos 30 minutos cada día.

Para lograr un resultado aún más rápido, lo recomendable es que hagas abdominales o que subas y bajes escaleras, si la decisión es ir a un gimnasio, entonces aprovecha las máquinas escaladoras, esas son ideales.

Usa un cepillo antes de bañarte

La mejor manera de eliminar la celulitis es haciéndole movimientos a ese tejido graso que está acumulado en un punto, por eso una recomendación que deberías tomar en cuenta para hacerlo un hábito, es que justo antes de bañarte, con un cepillo de cuerpo, de preferencia de cerdas naturales, así evitas daños colaterales como lastimar la piel, comiences a hacer movimientos circulatorios en la zona afectada.

Si usas algún tipo de crema, de esas de venta libre que están compuestas por elementos naturales para combatir la celulitis, es mucho mejor.

Una alimentación más balanceada

Ciertamente no hay nada más delicioso que una bebida gaseosa o unas suculentas patatas fritas, pero, así como son un manjar, son los amigos número uno de la celulitis. Es por eso que, si deseas eliminar la desagradable piel de naranja, debes entonces suprimir de tu menú ese tipo de alimentos lleno de grasa y carbohidratos.

Inicia tu día con alimentos más sanos, opta por frutas y cereales, así como para la comida incluye más vegetales que carnes y carbohidratos, si vas a usar aceites, lo mejor es usar los de coco, tienen menos grasas saturadas y finalmente prueba más batidos y ensaladas verdes. Los vegetales poseen más agua y resultan un gran aliado contra la celulitis.

El agua es el mejor amigo

Y hablando de alimentos ricos en agua, una recomendación es que tomes mucho líquido, desde luego preferiblemente agua, pues no solo para la eliminación de la celulitis es recomendable, sino para el buen funcionamiento de todo el cuerpo.

Un dato interesante, procura que el agua que tomes sea natural, seguro te estarás preguntando ¿por qué debe ser así y no fría?, y la respuesta es muy sencilla: el agua fría endurece los tejidos grasos, lo que hace aún más difícil poder eliminar la piel de naranja.

Masajes y tratamientos especiales

Ideal es acompañar ese nuevo estilo de vida con un poco de ayuda de especialistas, por eso una recomendación es que busques un spa donde te ofrezcan esos tratamientos de masajes especiales para eliminar la grasa o si la intención es ser un poco más radical, un drenaje linfático.

Si tu preferencia serán los masajes estéticos, pues seguro el especialista se ayudará con técnicas e incluso aparatos creados especialmente para poder combatir la celulitis, como por ejemplo un tratamiento de lipocavitación, radiofrecuencia o ultrasonido, pero lo mejor es que lo hagas en una clínica certificada, de lo contrario corres el riesgo de obtener resultados negativos.

Lo importante de todo esto es que comiences a tener un estilo de vida mucho más sano, que comienza con alimentarte mejor, hacer más ejercicios, tomar más agua y evitar los excesos que, a la larga, son más dañinos que satisfactorios.